Cómo cuidar y mantener los suelos de terracota
Hogar y limpieza

Cómo cuidar y mantener los suelos de terracota

La terracota es un material muy hermoso para instalar en los suelos, la apariencia es de calidez, de naturaleza. Los suelos de terracota tienen los tonos de la tierra y es por ello que son tan apreciados.

Se trata de barro cocido, de manera que el material adquiera las propiedades necesarias para funcionar como suelo. La terracota tiene la dureza suficiente para soportar el tráfico de personas y además la impermeabilidad y acabado que se requiere para que sea funcional.

Los suelos de terracota se pueden tratar para obtener diferentes acabados, por ejemplo: rústico, pulido, mate, cuero, etcétera. Lo importante es que el dueño de un suelo de terracota sepa cómo cuidarlo y mantenerlo. Vamos a revisar algunas consideraciones a este respecto:

Terracota en interiores

La terracota se utiliza para interiores con mucho éxito, los salones adquieren una apariencia hermosa y vibrante. Muchas personas lo usan para imprimir un aire rústico a los salones, sin embargo, también se puede usar en decoraciones tradicionales y elegantes.

Para la terracota instalada en el interior el mantenimiento debe incluir un tratamiento antimanchas. Esto se trata de un procedimiento que evita la absorción de sustancias que puedan dejar marcas que afeen la superficie.

La primera parte del tratamiento se hace con una máquina de rotación, que por medio de unos cepillos especiales eliminan la capa superficial del material, dejándolo muy liso.

Después de esto se hace un aspirado muy exhaustivo, este paso es muy importante para eliminar las partículas que pueden entorpecer la calidad del acabado final.

El siguiente paso es aplicar productos especiales para sellar los poros, estos son productos a base de aceites que nutren el material y lo “rellenan”, de manera que queda muy lustroso.

Por último, se realiza el pulido del suelo, esto se hace con una pulidora que usa discos para tal fin. De acuerdo con el acabado que se desee se utilizarán diferentes productos, discos y velocidades de pulido.

Terracota en exteriores

La terracota es muy utilizada en patios y jardines por su estética rústica y sus tonos tierra. Alrededor de las piscinas luce muy agradable y cálida. Para que siempre luzca hermoso, el suelo de terracota en exteriores requiere un cuidado especial. Para ello, en tratamientosterracota.es son especialistas en este tipo de suelos. Aquí se pueden pedir presupuestos para contratar a los mejores profesionales en el mantenimiento de este tipo de suelos, con más de 15 años de experiencia.

Para tratar y mantener un suelo de terracota al aire libre hay que incluir un tratamiento que lo proteja de agentes ambientales, como el sol y la lluvia. Esto se hace con productos especiales que lo sellan y no permiten que los suelos se manchen. Esto debe hacerse con cierta frecuencia, ya que la película que deja el producto se desgasta.

Además, los suelos de terracota en el exterior están expuestos al moho, lo cual por supuesto es antiestético y puede ser dañino para la salud. Para esto se le hace al suelo un tratamiento con un producto fungicida, el cual se deja actuar por un tiempo, luego se le pasa la máquina rotativa y se retiran todos los residuos. Es importante que se evite lavar los suelos de terracota con agua caliente a presión, ya que esto deteriora las baldosas.

Consejos

  • Los suelos de terracota se deben barrer con frecuencia para eliminar las partículas de polvo. Para ello es conveniente usar un cepillo de algodón, lana o cualquier fibra que le aporte brillo.
  • Es importante utilizar un producto especialmente diseñado para su aplicación diaria, que ayude a mantener el acabado.
  • Debe evitarse el agua o cualquier sustancia que pueda ser absorbida por el suelo. Aunque el suelo esté tratado apropiadamente, siempre le queda algún nivel de porosidad, lo que permite el paso de líquidos que pueden mancharlo.
  • Para facilitar el lavado y el mantenimiento, es importante que las juntas queden bien rellenas. Si ya el suelo está instalado y tiene las juntas más bajas que las baldosas, es posible rellenarlas profesionalmente.

Con todos estos cuidados se puede tener un suelo de terracota hermoso, para el patio, la cocina, el salón o donde se quiera, muy fácil de mantener y que le dé al hogar un ambiente cálido y familiar.

Autor

estefano.bellido@gmail.com