Limpiar la piscina es una pesada obligación para algunos, sin embargo, el hombre le sigue sacando provecho a la tecnología para facilitar el trabajo diario y ha diseñado los robots limpiafondos, novedosas máquinas que harán más llevadera esta tarea. En esta guía de Neohouss se especifican los modelos más novedosos del mercado, un amplio catálogo con las características y funciones de cada limpiador, con precios que se adaptan a las necesidades de los clientes. También encontrarás una guía avanzada de cómo mantener a punto una piscina, especialmente en la época de verano. ¿Cómo limpiarlas? El verano es la época en la que más hay que tener cuidado con la limpieza de las piscinas, por lo que el procedimiento debe ser cuidadoso para evitar enfermedades. Para mantener la piscina, hay que tener en cuenta que primero debes realizar el cepillado, es decir, frotar el fondo y las paredes, con el fin de desprender la suciedad. Luego debes aspirar las partículas sólidas que fueron removidas. Por lo general, un paso a paso para lograr la limpieza profunda implica lo siguiente: Usar cloro y otros tipos de purificadores que ayudan a mantener el agua. Recoger hojas y eliminar la mayor cantidad de partículas grandes que caen al agua. Utilizar el robot limpiafondos para eliminar partículas sólidas de gran tamaño. Hay que poner mayor cuidado en escaleras, trampolín y toboganes, con el fin de evitar que se deterioren. Tener presente que ciertos materiales de revestimiento requieren de mayor esfuerzo en el lavado. En invierno es necesario realizar una limpieza intensiva y cubrirla con una lona para evitar que le caigan hojas y otros elementos. Un dispositivo de gran utilidad El robot limpiador ideal para una piscina dependerá no sólo de la marca y calidad del modelo que se elija, sino del tamaño, profundidad, material de construcción y el revestimiento de paredes y suelos. Cuando se trata de estos robots, existen modelos hidráulicos, eléctricos y solares. Los robots hidráulicos deben conectarse al sistema de filtración para que funcionen adecuadamente. Al suministrarles electricidad, se mueven y aspiran de manera aleatoria por la superficie. El agua que es succionada se convierte en una potente corriente que ayuda en el proceso de extracción de hojas y otros tipos de partículas que se encuentran en el agua y se acumulan en la bolsa o filtro. Las correas de tracción permiten un buen ajuste a la superficie y las paredes. También existen robots automáticos, la opción ideal si lo que se busca es programar la limpieza y olvidarse de esta actividad hasta que te vayas a dar un baño relajante en el agua cristalina y libre de bacterias. Los solares son los más modernos, ya que se recargan con los rayos del sol y tienen el objetivo de capturar las partículas sólidas antes de que lleguen al fondo de la piscina, es decir, estos modelos deben estar siempre activos para evitar que se ensucie el agua. Importancia de la limpieza profunda Una piscina limpia y con un nivel de pH correcto, no sólo es el lugar perfecto para disfrutar en un cálido día de verano, también evita la propagación de bacterias y otros patógenos peligrosos. Por eso es importante utilizar los químicos adecuados que, a la vez que impidan la proliferación de bacterias y algas, mantengan el pH del agua en un índice apenas por encima del neutro; se recomienda 7,5 alcalino, lo que la transforma en un medio hostil para muchos microorganismos patógenos. Recíprocamente, hay que evitar que el agua tenga exceso de purificadores como el cloro, lo que podría generar descamaciones y afecciones de la piel. Es importante también mantener el agua a temperatura ambiente, y si es necesario, colocar mantos que la protejan de altas o bajas temperaturas. Lo importante es adquirir el limpiador eléctrico que más se adapte a la piscina y al presupuesto de cada cliente, con el fin de evitar que estos espacios se deterioren y sean foco de enfermedades. Las piscinas son ideales para despejarse y pasar un rato diferente junto a la familia o amigos, pero pueden convertirse en un gran dolor de cabeza si no se las mantiene de forma correcta, ya que pasan a ser reserva de enfermedades y hasta podrían ocasionar accidentes en caso de deterioro del material de construcción.
Jardín y mascotas

Formas de mantener limpias las piscinas

Limpiar la piscina es una pesada obligación para algunos, sin embargo, el hombre le sigue sacando provecho a la tecnología para facilitar el trabajo diario y ha diseñado los robots limpiafondos, novedosas máquinas que harán más llevadera esta tarea.

En esta guía de Neohouss se especifican los modelos más novedosos del mercado, un amplio catálogo con las características y funciones de cada limpiador, con precios que se adaptan a las necesidades de los clientes. También encontrarás una guía avanzada de cómo mantener a punto una piscina, especialmente en la época de verano.

¿Cómo limpiarlas?

El verano es la época en la que más hay que tener cuidado con la limpieza de las piscinas, por lo que el procedimiento debe ser cuidadoso para evitar enfermedades.

Para mantener la piscina, hay que tener en cuenta que primero debes realizar el cepillado, es decir, frotar el fondo y las paredes, con el fin de desprender la suciedad. Luego debes aspirar las partículas sólidas que fueron removidas.  

Por lo general, un paso a paso para lograr la limpieza profunda implica lo siguiente:

  • Usar cloro y otros tipos de purificadores que ayudan a mantener el agua.
  • Recoger hojas y eliminar la mayor cantidad de partículas grandes que caen al agua.
  • Utilizar el robot limpiafondos para eliminar partículas sólidas de gran tamaño.
  • Hay que poner mayor cuidado en escaleras, trampolín y toboganes, con el fin de evitar que se deterioren.
  • Tener presente que ciertos materiales de revestimiento requieren de mayor esfuerzo en el lavado.
  • En invierno es necesario realizar una limpieza intensiva y cubrirla con una lona para evitar que le caigan hojas y otros elementos.

Un dispositivo de gran utilidad

El robot limpiador ideal para una piscina dependerá no sólo de la marca y calidad del modelo que se elija, sino del tamaño, profundidad, material de construcción y el revestimiento de paredes y suelos. Cuando se trata de estos robots, existen modelos hidráulicos, eléctricos y solares.

Los robots hidráulicos deben conectarse al sistema de filtración para que funcionen adecuadamente. Al suministrarles electricidad, se mueven y aspiran de manera aleatoria por la superficie. 

El agua que es succionada se convierte en una potente corriente que ayuda en el proceso de extracción de hojas y otros tipos de partículas que se encuentran en el agua y se acumulan en la bolsa o filtro. Las correas de tracción permiten un buen ajuste a la superficie y las paredes.

También existen robots automáticos, la opción ideal si lo que se busca es programar la limpieza y olvidarse de esta actividad hasta que te vayas a dar un baño relajante en el agua cristalina y libre de bacterias.

Los solares son los más modernos, ya que se recargan con los rayos del sol y tienen el objetivo de capturar las partículas sólidas antes de que lleguen al fondo de la piscina, es decir, estos modelos deben estar siempre activos para evitar que se ensucie el agua.

Importancia de la limpieza profunda

Una piscina limpia y con un nivel de pH correcto, no sólo es el lugar perfecto para disfrutar en un cálido día de verano, también evita la propagación de bacterias y otros patógenos peligrosos. Por eso es importante utilizar los químicos adecuados que, a la vez que impidan la proliferación de bacterias y algas, mantengan el pH del agua en un índice apenas por encima del neutro; se recomienda 7,5 alcalino, lo que la transforma en un medio hostil para muchos microorganismos patógenos.

Recíprocamente, hay que evitar que el agua tenga exceso de purificadores como el cloro, lo que podría generar descamaciones y afecciones de la piel. Es importante también mantener el agua a temperatura ambiente, y si es necesario, colocar mantos que la protejan de altas o bajas temperaturas.    

Lo importante es adquirir el limpiador eléctrico que más se adapte a la piscina y al presupuesto de cada cliente, con el fin de evitar que estos espacios se deterioren y sean foco de enfermedades.

Las piscinas son ideales para despejarse y pasar un rato diferente junto a la familia o amigos, pero pueden convertirse en un gran dolor de cabeza si no se las mantiene de forma correcta, ya que pasan a ser reserva de enfermedades y hasta podrían ocasionar accidentes en caso de deterioro del material de construcción.

Autor

estefano.bellido@gmail.com