Madera el elemento ideal para reformar los suelos del hogar
Construcción y Reformas

Madera: el elemento ideal para reformar los suelos del hogar

La madera es un elemento de gran resistencia y siempre ofrecerá un excelente resultado estético en todo tipo de ambientes. No presentará problema alguno para combinar con cualquier estilo de decoración, porque es muy versátil.

Por otra parte, la instalación de cualquier tipo de suelo con este material incrementará el valor de la vivienda, aparte de favorecer el ahorro energético, pues es un excelente aislante térmico y acústico. Quizás, la inversión inicial sea elevada, pero es un material que perdurará en el tiempo con un mínimo de mantenimiento, ya que pueden transcurrir muchos años antes de que sea necesaria su sustitución.

Cómo elegir el tipo de tarima

El primer paso a seguir es encontrar la mejor asesoría para hacer la elección correcta del material a emplear. Existen muchas tiendas para adquirir el material adecuado para disponer de unas tarimas Madrid. Algunas ofrecen un servicio personalizado y disponen de un showroom, en el cual exponen los diferentes tipos de suelos disponibles, dan a conocer sus características y los mejores usos, mientras que puedes ver su amplia variedad de colores y diseños.

Existen diferentes tipos de tarimas, cada una de ellas con sus características particulares, para definir el ambiente en el cual pueden ser empleadas, de acuerdo a tus requerimientos.

Tarimas de madera

Están formadas por una serie de tablas que tienen un grosor determinado. Se dividen en tres grupos: la tarima maciza, multicapa y tricapa.

La maciza, compuesta por madera sólida, una vez instalada se debe esperar a que se adapte a la humedad y temperatura del ambiente. Luego, se procede a los acabados de acuchillar y barnizar. Se puede renovar cada 7 años, sin la necesidad de reemplazarlo, sólo necesitará acuchillar y barnizar, quedará como nueva.

La multicapa está compuesta por varias capas unidas entre sí. La primera es de uso, conformada por madera tratable. Luego dispone de una serie de capas que permiten que la pieza obtenga la consistencia y estabilidad necesarias. 

En cuanto a la tricapa, es una variación de la anterior, pero se limita a tres capas específicas. No requiere acabados en el momento de instalar. Respecto a su renovación, puede ser igual que la maciza, pero va a depender del grosor de la primera capa.

Tarimas laminadas

También se conocen como tarimas sintéticas y están compuestas por varias capas. La capa de uso, contiene resinas y otras partículas, para ofrecer gran resistencia a golpes y arañazos, con el fin de tolerar el desgaste característico del uso diario.

La siguiente capa es el dibujo o diseño, y simula el tipo de material que se desea imitar, tanto en forma como en colores, los acabados más comercializados son los que imitan elementos naturales como el roble.

La tercera capa es el tablero HDF, elaborada con madera natural combinada con resinas poliméricas sintéticas, para dar consistencia. Y la última, es la del contrabalanceo, su función es reforzar la capa anterior.

No requiere acabados y es de un solo uso, cuando su desgaste es notorio, debe ser retirada y realizar la instalación de una nueva. Su mantenimiento es muy sencillo. es suficiente pasar un paño húmedo semanal, sin restregar. No es necesario aplicar tanta humedad.

Tarima exterior

En el momento de reformar tu casa, para obtener un cambio radical, es necesario considerar los exteriores y convertir estas áreas en espacios modernos y confortables. Vale mencionar que este tipo de tarimas deben ser resistentes a las condiciones climáticas, a diferencia de las interiores.

Al realizar esta instalación, se debe conocer el mantenimiento adecuado para que la tarima luzca perfecta en todo momento. Este material no exige un proceso de limpieza muy complejo, pero si es necesario aplicar aceites en la superficie. De esta manera, será protegida de las agresiones climáticas, incluyendo el principal agresor, que es el efecto de los rayos UVA que pueden ocasionar la decoloración de la tarima.

En caso de que haya sufrido la caída de un objeto pesado, si se han formado astillas, la solución es sencilla. Consiste en lijar la zona dañada hasta obtener una superficie lisa, y aplicar aceite. Existe una amplia variedad de alternativas en madera para reformar los suelos de todas las áreas de la casa, sólo se debe considerar el presupuesto y el acabado que se dispone y desea. En las tiendas especializadas mostrarán todas las opciones posibles para realizar este sueño.

Autor

estefano.bellido@gmail.com